Colchagua

 

Colchagua, de voz original Colchahuala, palabra mapuche que significa “lugar donde anida la Huala”, ave sagrada para este pueblo, fue habitada originalmente por los indios chiquillanes, miembros de la etnia mapuche.

La región vitivinícola del Valle de Colchagua se ubica en un angosto valle agrícola formado por dos estribaciones de la Cordillera de los Andes, es decir, dos cadenas continuas de cerros al norte y al sur. Esto, forma un corredor ideal para los vientos entre la cordillera y el mar, que termoregulan las temperaturas del Valle.

En el Valle de Colchagua predomina el clima Templado Mediterráneo, con las cuatro estaciones marcadas. Las temperaturas promedio en verano van de los 28ºC como máxima, a los 12,5ºC como mínima. En invierno varían entre los 12ºC y los 4ºC.
Este tipo de clima, que se caracteriza por veranos cálidos y secos, e inviernos fríos y lluviosos, genera la oscilación térmica necesaria para el crecimiento de las parras.

El Valle de Colchagua ha adquirido relevancia mundial por la indiscutible calidad de sus vinos. La revista estadounidense Wine Enthusiast le otorgó el premio “Wine Star Wine Region of the Year Award 2005”, consagrándolo como la mejor región vitivinícola del mundo del año.